los leggings se pueden llevar como ropa de negocios artículo con consejos prácticos e ideas de conjuntos

Lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer para llevar leggings como ropa de negocios

Difunde el amor

Los leggings son una prenda muy popular desde hace muchos años. Son cómodos, se pueden vestir de forma elegante o informal y son perfectos para los días de pereza o cuando no te apetece esforzarte mucho con tu ropa. Pero, ¿se pueden llevar los leggings como ropa informal de negocios?

En este artículo, exploraremos lo que significa business casual, cómo los leggings pueden encajar en esa categoría y las diferentes formas y estilos que pueden llevarse como business casual. También ofreceremos varios consejos prácticos que las mujeres pueden utilizar para decidir sus conjuntos para el trabajo o los negocios. Así que, tanto si te preguntas si los leggings pueden llevarse a un trabajo de oficina como si son apropiados para un ámbito más creativo, sigue leyendo para saber todo lo que necesitas saber sobre el uso de leggings como business casual.

¿Qué es la vestimenta informal de negocios?

El "business casual" es un código de vestimenta que suele utilizarse en lugares de trabajo menos formales que aquellos en los que la norma es el traje y la corbata. Puede resultar difícil definir con exactitud el significado de business casual, ya que puede variar según la empresa, el sector e incluso el país. Sin embargo, en general, la ropa informal de negocios puede describirse como una ropa más relajada que la ropa de trabajo tradicional, pero que sigue siendo apropiada para un entorno de oficina.

En los Estados Unidos, la vestimenta informal de negocios suele significar que no se permite el uso de vaqueros, pantalones cortos o camisetas. En el caso de las mujeres, esto significa normalmente faldas, pantalones, blusas, camisas abotonadas o suéteres. A veces se pueden llevar leggings, siempre que sean de un color sólido y se combinen con una camiseta más larga.

¿Se pueden llevar leggings como ropa de negocios?

Ahora que ya hemos hablado de lo que es el business casual, vamos a ver cómo se pueden incorporar los leggings a este estilo de vestir. La mayoría de las empresas permiten llevar leggings como ropa informal de negocios, bajo ciertas condiciones. Más adelante veremos lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer.

Los leggings pueden ser una gran opción para el atuendo informal de negocios porque son cómodos, se pueden vestir fácilmente y vienen en una variedad de colores y estilos. Cuando elijas unos leggings para ir de sport, es importante que elijas un par que esté hecho de un tejido más grueso y que tenga un aspecto más entallado.

Recuerda que los leggings no son pantalones, así que evita los que sean demasiado ajustados, transparentes, tengan agujeros o rasgaduras, o estén hechos de un material fino. Si no estás seguro de si tus leggings son apropiados para el trabajo, peca de precavido y no los lleves.

Lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer para llevar leggings como ropa de negocios

Ahora que hemos repasado lo que es el business casual y cómo los leggings pueden encajar en esa categoría, echemos un vistazo a lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer para llevar leggings como business casual.

HACER:

- Elige un par de leggings de tejido más grueso y con un aspecto más entallado.

- Evita los leggings demasiado ajustados, transparentes, con agujeros o rasgaduras, o de material fino.

- Considera la posibilidad de combinar tus leggings con un blazer, un cárdigan u otro tipo de chaqueta para conseguir un look más elegante.

- Añade algunos accesorios, como un collar o un pañuelo, para vestir tu conjunto.

- Use zapatos cerrados, como mocasines, zapatos de salón o botines.

NO:

- Usar leggings que sean demasiado reveladores. Esto incluye leggings ajustados a la piel, leggings que tengan agujeros o rasgaduras, o que estén hechos de un material fino.

- Combina tus leggings con un crop top u otro tipo de camiseta demasiado corta. Recuerda que quieres dejar algo a la imaginación.

- Olvídate de llevar la ropa interior adecuada. Los leggings pueden ceñir la figura, así que asegúrate de llevar el tipo de ropa interior adecuado.

- Usa leggings que sean más informales, como pantalones de yoga o pantalones de deporte.

- Olvídate de vestir tu atuendo con algunos accesorios y zapatos cerrados.

Ejemplos de qué llevar y qué no llevar

A la hora de decidir qué ropa usar para el trabajo o los negocios, hay algunas cosas que debe tener en cuenta. En primer lugar, ten en cuenta el código de vestimenta de tu empresa o sector. Si no estás seguro de lo que es apropiado, peca de precavido y elige un atuendo más formal.

A continuación, piensa en el mensaje que quieres transmitir con tu ropa. ¿Intentas mostrar que eres profesional y arreglado? ¿O prefieres un aspecto más relajado y accesible?

Por último, ten en cuenta el acto o la reunión a la que vas a asistir. Si no estás seguro de qué ropa llevar, siempre es mejor preguntar al anfitrión o al organizador.

Teniendo todo esto en cuenta, veamos algunos ejemplos de atuendos que serían apropiados para entornos de negocios informales.

Ejemplo 1:

Si trabajas en un campo más creativo, como el diseño gráfico o la publicidad, puedes permitirte llevar leggings un poco más divertidos y elegantes. Pero esto no significa que puedas llevar cualquier par de leggings. Utiliza colores sólidos y evita los leggings con agujeros o rasgaduras. También puedes combinar los leggings con una túnica, una blusa o un vestido que caiga a la altura de la rodilla o por debajo de ella. Para un look más elegante, añade un cárdigan o una chaqueta. Y no te olvides de los accesorios.

Ejemplo 2:

Si trabajas en un campo más tradicional, como las finanzas o el derecho, querrás ceñirte a los colores clásicos, como el negro, el azul marino o el gris. Elige unos leggings de tejido más grueso y con un aspecto más entallado. Puedes combinarlos con una camisa abotonada, una blusa o un jersey. Y asegúrate de llevar zapatos cerrados, como zapatos de salón o mocasines.

Ejemplo 3:

Si trabajas en una oficina informal, puedes llevar leggings siempre que sean apropiados. Utiliza colores lisos y evita los leggings demasiado ajustados o reveladores. Puedes combinar los leggings con una camiseta, una blusa o una camisa abotonada. Y considera la posibilidad de añadir un cárdigan o una chaqueta a tu conjunto. No te olvides de los accesorios y de los zapatos cerrados.

Ahora que ya sabes lo que debes y no debes hacer para llevar leggings como ropa informal de negocios, puedes sentirte segura al elegir el conjunto adecuado para el trabajo o los negocios. Recuerda que los colores deben ser sólidos y que los leggings deben ser de un tejido más grueso y tener un aspecto más entallado. Y recuerda siempre que los accesorios pueden hacer o deshacer cualquier atuendo. Los complementos adecuados hacen que un conjunto pase de ser informal a profesional en un instante. Con los consejos adecuados, puedes estar segura de causar la mejor impresión en todo momento.

En caso de duda, peca de precavido y elige un traje más formal. Con estas pautas en mente, puedes sentirte seguro al elegir el atuendo adecuado para cualquier ocasión informal de negocios.

Cómo los leggings pueden ser una buena opción para ciertos trabajos o carreras

Obviamente, si trabajas como instructor de yoga o entrenador personal, los leggings van a ser una opción para ti. Pero hay muchos otros trabajos y carreras en los que los leggings también pueden ser una buena opción.

Por ejemplo, si trabajas en una oficina que te obliga a estar sentada en un escritorio la mayor parte del día, los leggings pueden ser más cómodos que los pantalones o las faldas. Y si viajas con frecuencia por trabajo, los leggings pueden ser una gran opción porque son fáciles de meter en la maleta y no se arrugan.

Así que, tanto si buscas comodidad como estilo o practicidad, los leggings pueden ser una buena opción para determinados trabajos y carreras. Sólo tienes que asegurarte de elegir el estilo adecuado y combinarlos con la parte superior apropiada. Veamos algunas carreras que se adaptan perfectamente a los leggings.

Camarera / Camarero - Si trabajas en un restaurante, lo más probable es que estés de pie todo el día. Los leggings pueden ser más cómodos que los pantalones o las faldas y pueden ayudarte a moverte con más facilidad.

Enfermera - Las enfermeras están siempre en movimiento, por lo que la comodidad es importante. Los leggings pueden ser una buena opción para los días en los que se corre por el hospital o se hacen rondas.

Profesor - Los profesores suelen estar de pie todo el día, por lo que la comodidad es fundamental. Los leggings pueden ser una gran opción para los días en los que tienes que dirigir las clases o supervisar a los alumnos.

Dependiente de la tienda - Si trabajas en una tienda, estarás de pie todo el día. Los leggings pueden ayudarte a moverte por la tienda con más facilidad y pueden ser más cómodos que los pantalones o las faldas.

Recepcionista - Si trabajas en una recepción, estarás sentada la mayor parte del día. Los leggings pueden ser más cómodos que los pantalones o las faldas y pueden ayudarte a moverte más fácilmente.

Peluquería - Si trabajas en un salón, estarás de pie todo el día. Los leggings te ayudarán a moverte más fácilmente por el salón y pueden ser más cómodos que los pantalones o las faldas.

Vendedor - Los leggings pueden ser una gran opción para los vendedores. Son cómodos de llevar, te ayudan a moverte con facilidad y se pueden combinar con una variedad de tops para crear diferentes looks.

Hay varias profesiones en las que los leggings pueden ser una gran opción. Además de las mencionadas anteriormente, los leggings también pueden ser una buena opción para trabajos en las artes creativas, como el diseño gráfico o la moda. También pueden ser una buena opción para trabajos en el sector de los servicios, como camarero o barman. Y si viajas a menudo por trabajo, los leggings pueden ser una gran opción porque son fáciles de meter en la maleta y no se arrugan. Así que, tanto si buscas comodidad como estilo o practicidad, los leggings pueden ser una buena opción para determinados trabajos y carreras. Sólo tienes que asegurarte de elegir el estilo adecuado y combinarlos con la parte superior apropiada.

Últimos consejos para que tus leggings tengan un aspecto profesional

Ahora que hemos cubierto algunos de los aspectos que hay que tener en cuenta al llevar leggings como ropa informal de negocios, vamos a repasar algunos consejos finales para asegurarnos de que tus leggings tienen un aspecto profesional.

En primer lugar, asegúrate de elegir el estilo adecuado de leggings. Evita los leggings demasiado ajustados o de material fino y transparente. Elige leggings con un tejido más grueso y un poco elástico. En segundo lugar, asegúrate de combinar los leggings con el top adecuado. Escoge un top lo suficientemente largo como para cubrir las nalgas y evita lo que sea demasiado ajustado o revelador. En tercer lugar, no te olvides de los accesorios. Los accesorios adecuados pueden hacer que un conjunto pase de informal a profesional en un instante. Elige un par de tacones o unos zapatos planos de vestir para completar tu look. En cuarto lugar, asegúrate de que tus leggings son de la talla adecuada. Unos leggings demasiado grandes pueden resultar descuidados y unos demasiado pequeños pueden resultar incómodos y reveladores. En quinto lugar, presta atención a las instrucciones de cuidado. Algunos leggings requieren cuidados especiales, como el lavado a mano o en seco. Asegúrate de seguir las instrucciones de cuidado para no dañar tus leggings.

Con estos últimos consejos, deberías estar lista para lucir tus leggings como ropa de negocios. Sólo tienes que elegir el estilo adecuado, combinarlos con la parte superior apropiada y no olvidarte de los accesorios. Con un poco de esfuerzo, puedes crear un look profesional y elegante que además sea cómodo.

Deja una respuesta

GearBaron

      ¿Alguna pregunta?

      Consulte nuestra sección de preguntas frecuentes, donde respondemos a la mayoría de ellas.

      No encontrado
      lo que eras buscando ¿Para qué?

      Suscríbase a nuestro boletín de noticias y reciba con frecuencia información sobre nuevos estilos, diseños y productos. Quizá incluso puedas hacerte con un cupón de descuento algún día...